miércoles, 30 de abril de 2014

La infamia que cada martes telecinco inocula en su audiencia


Con cerca de seis millones de espectadores, la serie de producción española protagonizada por José Coronado (bajo el título “El Príncipe”), que cada martes emite Telecinco, realiza un viciado retrato de todo aquello que muestra.No habla de una ciudad imaginaria, ni de su imaginaria policía, no.

Sin perder de vista que es una serie de ficción, y por tanto no refleja ni ha de reflejar la realidad, no es menos cierto que nos pinta un paisaje lleno de prejuicios y creo que veja hasta la extenuación a una ciudad real, a un barrio humilde que ciertamente existe, a una cultura honrada a la que denigra y a un Cuerpo Nacional de Policía al que presenta como un nido de corruptos.

Esta serie de éxito nos muestra una ciudad de Ceuta llena de traficantes, drogadictos, delincuentes, terroristas islamistas, "controlada" por una plantilla de policías que arrojan cadáveres al mar envueltos en una lona, cobran comisiones de las mafias, toleran y ocultan los asesinatos de quienes les sobornan y todo ello nos lo presentan bajo unas siglas muy reales, las del Cuerpo Nacional de Policía.

Pero sin duda alguna, el colectivo que peor parado sale es el de la comunidad española musulmana, que vive en la ciudad autónoma. Una comunidad de españoles, (tan españoles como el resto), en la que los guionistas se han cebado con saña.
La familia musulmana que esta serie nos enseña como modelo, está compuesta por unos padres condescendientes que por hijo mayor tienen a un sanguinario asesino que controla todo el tráfico de droga en la ciudad. La hija mayor de esta familia musulmana se nos presenta como una bellísima ceutí (pero adúltera), que pese a estar comprometida y a punto de contraer matrimonio con su prometido (también musulmán y que casualmente también termina por ser un terrorista yihadista) le pone los cuernos profusamente con el jefe de la policía. La Chica trabaja de profesora en una escuela pública, en la que su compañero (profesor también musulman) se dedica a reclutar adolescentes para convertirlos en hombres bomba, dispuestos a inmolarse. Para terminar de definir a dicha familia, resulta que el hijo menor, es un terrorista islamista que se está preparando para atarse un cinturón de explosivos a la cintura y asesinar a unos cientos de personas inocentes.

Para bordar el ataque "subliminal" a la comunidad musulmana, resulta que en la comisaría de la Policía Nacional de Ceuta, entre los muchos policías corruptos y encubridores de asesinatos habita un policía musulmán, el cual no sólo se nos presenta corrupto -como el resto- a este al ser “moro” se le ha adjudicado el pertenece a una cédula islamista terrorista,que para colmo en sus ratos libres roba alijos de hachís para financiar la guerra santa del Islam. Vamos, que no hay musulmán que aparezca en la serie que no termine por ser un terrorista, un asesino o un traficante...Por menos se mete a la gente en la cárcel.

Lo más sorprendente de esta serie, (que allana terreno al racismo, estigmatiza a colectivos tan dignos como la comunidad musulmana española o tan profesionales como la Policía Nacional) es que da carta de naturalidad a unas conductas absolutamente despreciables creando en el espectador el curioso sentimiento de empatía (y simpatía) hacia personajes como el que representa el propio José Coronado…Un policía corrupto y carente de cualquier ética profesional, que termina por ser visto como un héroe al que todo se le perdona; ya sea robar, matar o extorsionar.

Pero bueno, es tan sólo mi opinión...Cada cual que saque sus propias conclusiones y vea lo que le de la real gana. ¡Faltaría más!

10 comentarios :

  1. Es casualidad que todos los marroquies o ceuties o árabes o moros o como se quiera llamar sean terroristas. Pues va a ser que no. Esta de moda criminalizar a este colectivo. Un articulo muy acertado. Yo veo la serie y lo habia pensado muchas veces y hoy para colmo va y resulta que el unico arabe que parecia honesto legal y educado que era el novio de fatima, es el jefe de los terroristas yijadistas.

    ResponderEliminar
  2. No me parece bien este tipo de artículos....ni todos son corruptos ni todos son de grupos radicales..... Solo es una serie hay que saber separar la realidad de la ficcion. Y como se dice en la viña del señor hay de todo. Yo seguiré viendo la serie xq yo mis ideas las tengo muy claras y se que no soy nada racista ni mucho menos.

    ResponderEliminar
  3. No me había parado a pensarlo de esta manera, pero reconozco que el argumento de este artículo es bastante ajustado a lo que nos enseña la serie.

    ResponderEliminar
  4. Buenas! He de decir que me ha gustado mucho tu articulo. Soy musulmana, y durante los capítulos me he ido dando cuenta que lo que has expresado es nada mas que la verdad. Solo me quedo con el echo de que es simplemente una serie...

    ResponderEliminar
  5. La serie es pura ficcion, estamos cansados de ver series estadounidenses donde la policia es corrupta, los malos siempre son latinos o negros etc... La ficción es ficción y como tal hay que verlo.

    ResponderEliminar
  6. Como dice se trata de una ficción, pero no por serlo deja de ser ofensiva para los españoles de origen árabe de Ceuta. Lo único que queda por ver es que la madre de Fátima lleve un sujetador bomba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O unas bragas lapa. jejeje

      Eliminar
  7. Visíteles antes de escribir30 abril, 2014

    Y qué sabrá el autor de esto del mundo islámico de los arabes. Visite Marruecos y luego escriba. me parece que la serie refleja una realidad tanto por los arabes como por la policia. Otra cosa es que no le guste o desconozca la realidad. Documéntese antes de cuestionar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visitado seis (6) paises musulmanes. Concretamente a uno de ellos (Marruecos) en tres ocasiones diferentes.

      Entiendo que no le guste mi opinión, pero no tengo otra.

      Salud.

      Eliminar
  8. RAE:

    inocular.

    (Del lat. inoculāre).


    1. tr. Med. Introducir en un organismo una sustancia que contiene los gérmenes de una enfermedad.

    2. tr. Pervertir, contaminar a alguien con el mal ejemplo o la falsa doctrina. U. t. c. prnl.

    PD: Coño inocular... Qué dramático te pones. Que es una serie de ficción a horario adulto, con un punto de dramatismo...

    ResponderEliminar