jueves, 15 de noviembre de 2018

Lo que no te habían contado del Cuartel de la Guardia Civil

La antigua casa cuartel de la Guardia Civil en Calahorra, es un gran edificio de 1204 metros cuadrados de superficie, ubicado en el centro de la ciudad, cuyo proyecto de construcción fue firmado en diciembre de 1936. Evidentemente, Calahorra en ese momento se encontraba bajo la autoridad de los golpistas que habían protagonizado la sublevación militar contra el régimen democrático de la II República Española.

La Historia de este edificio de tan solo 77 años es escasa y poco gratificante. Fue construido durante la guerra y los meses posteriores. Se inaugura en 1941, y a partir de ese momento pasa a ser el epicentro de la represión franquista en la comarca durante los peores años de la postguerra. El lugar en el que se interrogaba y citaba a los represaliados políticos durante este negro periodo de nuestra historia en el que no se reconocían derechos colectivos ni individuales.

Ya en democracia el cuartel sufrió dos atentados con explosivos reivindicados por la banda terrorista E.T.A., que dañaron de forma importante su estructura principalmente el último. El primero mediante un paquete bomba que estalla el 12 de diciembre de 1983, y el 21 de marzo de 2008 es un coche bomba cargado de explosivos. Afortunadamente ambos sin víctimas mortales, pero con cuantiosos daños materiales el segundo, que fueron valorados por encima de los 5 millones de euros.

El 28 de mayo de 2009, gracias a la denuncia interpuesta por una joven, se eliminó de su fachada principal el escudo franquista, que 34 años después de muerto el dictador todavía lucía.

En ese momento ya se estaba construyendo el nuevo cuartel y el 30 de septiembre de 2011, bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, la Benemérita se trasladó a Viacampo, quedando abandonado el viejo.

El cambio para la Guardia Civil fue muy positivo, pasando de unas instalaciones decrépitas a un nuevo cuartel con viviendas modernas y oficinas del Siglo XXI.

Pero no conviene olvidar que para entonces el cuartel viejo ya llevaba muchos años condenado a la demolición, puesto que en el 2006, se aprueba por parte del Ayuntamiento de Calahorra el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGM) , que prevé para esa manzana la demolición absoluta del cuartel y la construcción en su lugar de un gran bloque de vivienda privadas en forma de “U”, abierta hacia la calle 2 de Mayo. A esta propuesta, que es la que a día de hoy sigue siendo legítima y vigente nadie ( Y repito lo de nadie) alegó motivo alguno para evitar la demolición del viejo cuartel. Ni el colegio de Arquitectos, ni los Amigos de la Historia ni nadie en absoluto. El Plan se aprobó y desde el 2006 el destino del edificio es la demolición.

Con la nueva legislatura ( que se inicia en junio de 2015) se propone una revisión de aquel PGM de 2006, y cada uno de los cinco partidos políticos representados en el Ayuntamiento tienen un criterio diferente:

Partido Popular: Respetar lo actualmente contemplado en el PGM. Por lo que propone vender el solar para que se construya un edificio en “U” de viviendas privadas.

Partido Socialista: Propone crear un gran parque público en superficie; una gran zona verde con aparcamientos subterráneos.

Ciudadanos: Que el edificio en “U” que contempla el actual PGM de viviendas privadas se eleve en altura para que haya más viviendas, algo que también propone inicialmente un arquitecto privado que meses después acaba pidiendo lo contrario.

Izquierda Unida: Propone construir en la manzana resultante un nuevo y gran Ayuntamiento, que de cabida a todas las oficinas y servicios municipales ahora dispersos por la ciudad.

El Partido Riojano: Manifiesta una voluntad más difusa, cercana a la postura de Izquierda Unida, con la construcción de un edificio dotacional público. Que no necesariamente tendría que ser para un nuevo Ayuntamiento.

Es decir, todos daban por hecho la demolición absoluta del cuartel, y nadie apostó por conservar el mismo.
Fruto de las deliberaciones entre los grupos políticos y los arquitectos del equipo redactor contratado para la revisión del PGM, se decide por unanimidad ir a una propuesta que se adapte a las necesidades reales de la ciudad y a las iniciativas privadas que están interesadas en adquirir el solar.
Se acuerda que, en el solar, una vez eliminado el cuartel, se construirán varias plantas de aparcamientos subterráneos, (hasta 5) una parte de ellas (2) para uso público y otra privada (otras 2), que solucionarán un problema de aparcamiento recurrente en el centro.
En el primer nivel del sótano se podrá instalar una gran superficie comercial (supermercado) y en la superficie un parque público con un pequeño edificio de uso dotacional público o mixto. Todos ceden de sus posturas iniciales en busca de consenso y beneficio para la ciudad.

Durante la tramitación del nuevo PGM, se reciben unas alegaciones del Colegio de Arquitectos de La Rioja y de los Amigos de la Historia de Calahorra, que abogan por conservar una parte del edificio. Estas alegaciones, son desestimadas por el equipo de arquitectos que redactan el nuevo PGM, al entender que:

A) El edificio carece de valor arquitectónico destacable.
B) Mantenerlo impondría severas limitaciones para los usos previstos
C) Presenta una calidad constructiva Baja.(En foto se ve la calidad del hormigón)
D) Su estado de conservación es malo.

Las alegaciones son sometidas a votación el 29 octubre de este año en el pleno del Ayuntamiento, y todos los partidos por unanimidad, votan a favor de rechazar las alegaciones que pedían su conservación; es decir, todos sin excepción están de acuerdo con demoler el viejo cuartel.
Por tanto, existe coincidencia entre el equipo de arquitectos y las cinco fuerzas políticas. Se considera que conservar todo o parte del edificio va contra el proyecto de aparcamientos subterráneos, superficie comercial y parque público en superficie.
A día de hoy:

Partido Popular: Muestra una postura coherente. Sigue apostando por la demolición completa del cuartel. Pero da un paso más; en el mismo pleno del día 29 de octubre propone aprobar una partida extraordinaria y no prevista de 234.000 euros para derribar el cuartel inmediatamente y construir un aparcamiento provisional en superficie. Consigue sacarla adelante gracias al voto a favor del Partido Riojano y a la abstención de Izquierda Unida, ya que tanto PSOE como Ciudadanos votan en contra.

Partido Socialista
: Muestra una postura coherente. Apuesta por el proyecto de todos para el solar, incluido el derribo del cuartel, pero se muestra contrario a que se derribe de forma inmediata gastando 234.000 euros del Ayuntamiento para pocos meses de uso, máxime cuando hay tres empresas interesadas en comprar el solar. Prefiere que se derribe cuando el comprador corra con esos gastos.

Ciudadanos: Ahora quieren escuchar lo que Patrimonio pueda decir,aunque no es vinculante porque no tiene ninguna protección, y votan junto con PSOE en contra de gastar 234.000 euros en demoler el edificio en este momento y construir un aparcamiento provisional, que solamente durará unos meses.También votan en contra de las alegaciones que pedían conservar el edificio.

Izquierda Unida: Tras hacer posible con su abstención que el PP pueda disponer de 234.000 euros para demoler inmediatamente el cuartel, (porque sin ella no lo hubieran logrado) y después de votar también en contra de las alegaciones que pedían su conservación… Declara ante la prensa que se podría conservar algún elemento del viejo cuartel, propone que ese elemento sea “El torreón”.

Partido Riojano : Tras haber sido el apoyo imprescindible que le ha permitido al PP destinar 234.000 euros para la demolición inmediata y total del edificio, y tras haber votado a favor de desestimar las alegaciones de los que pedían su conservación, tres días después saca una nota de prensa en la que hace un alegato a la conservación del edificio. Una postura inaudita, populista y carente de coherencia.

Estos son los datos…Suyas las conclusiones


Sobre el autor
En lo referente al arquitecto que desarrolló la obra, Agapito Andrés del Valle, según se puede leer en varias reseñas biográficas sobre el mismo, fue un profesional con mucha actividad durante el franquismo. Se destacan como grandes obras el Chalet de “Los Sevilla”, que algunos consideran su obra cumbre de la “arquitectura racionalista” que existía en La Rioja , concretamente en Arnedo (y que fue derribado para hacer una rotonda) o la antigua Iglesia de Santa María del Carmen, hoy también demolida.
En Calahorra también construyó la iglesia anexa al hospital de San lázaro, que fue demolida hace una década, y la casa del millonario, una obra interesante que se encuentra protegida y que alberga el Museo de la Romanización.
Durante su carrera profesional construyó cientos de edificios en La Rioja, entre los más importantes no se cita el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra. Incluso en el registro de edificios “Docomodo” no se incluye dicho cuartel en el nivel “A”, sino que aparece en la categoría inferior; la “B”
“Tras finalizar la Guerra Civil y debido al aumento de la demanda constructora y al acrecentamiento de su prestigio profesional, recibe numerosos encargos y realiza los edificios más representativos de su carrera”
Su vinculación profesional con el franquismo fue importante, pero todavía más vinculado a la dictadura estuvo a nivel político, ya que llegó incluso a ser presidente de la Diputación Provincial de Logroño entre 1946 y 1956, el puesto político más importante de la dictadura en la provincia tras el Gobernador Civil.

También fue concejal en Logroño y Arquitecto diocesano. Falleció en 1969.



31 comentarios :

  1. C.Antoñanzas M.15 noviembre, 2018

    la posición de partido popular, la del socialista puedo entenderlas, ¿pero izquierda unida que papel juega en esta partida? ¿quieren conservar la torre del homenaje del castillo?. ¿Conservarla por su edificante historia?. Y lo de el partido regionalista da la sensación de muy poca seriedad. Hablan del bipartidismo, bendito sea porque por lo menos tienen las cosas claras y no estan dando bandazos costantemente.
    Ver para creer

    ResponderEliminar
  2. yo no quiero que lo tiren me gusta ver las palomas cagandose por todos los balcones de los alrrededores y a las simpaticas ratitas subidas a los tejados, haciendo ganchillo en las tardes soleadas. Que lo dejen para siempre que es muy bonito y chulo, es nuestro gugengeins de pueblo. ¡¡¡Viva Calaurra!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sorna igual esta bien, pero argumentalmente este comentario sí que es pueblerino.

      Eliminar
  3. Esta información sobre las posturas y los votos de cada partido es muy interesante y me pone de muy mala leche.

    No entiendo como un partido puede votar una cosa y luego decir publicamente todo lo contratio como han hecho el PR y IU. Nos tomarán por tontos. Saben que como nadie va a los plenos pueden tirar la piedra y luego en la prensa y en las redes sociales dárselas de defensores y conservacionistas.

    De todas manera, me gusta mucho la idea de hacer un parque con un aparcamiento subterraneo. Un parque que en el centro que no tenemos nada de verde y con juegos para niños y una buena zona verde me parece estupendo. A ver si ponen bancos cómodos, fuentes y algún urinario público que no hay ni uno.

    ResponderEliminar
  4. Siempre me ha parecido una cosa fea de lejos y recuerdo pasar de pequeño con mi madre por la puerta y daba terror. Yo voto por quitar esa cosa fea y abrir espacios

    ResponderEliminar
  5. Toño Antoñanzas15 noviembre, 2018

    yo la postura de ciutatans la veo como siempre, estos son los responsables de todo por poner al Portillo como alcalde, pero voy a sumergirme en el tema, porque creo que has puesto dos fotografias que hablan por si mismas. Si por delante se ve que es una obra horrorosa, por detras todavía es peor. no le veo gracia ninguna y si tenemos en mente la de cosas verdaderamente importantes que se han tirado a la basura en Calahorra como las ruinas romanas del centro comercial arca o el puente de hierro del cidacos. llego a la conclusion de que Este cuartel es una castaña resquebrajada, y lo mejor y más barato es que lo tiren ya.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante e instructivo

    ResponderEliminar
  7. Basta ya de derribar todo15 noviembre, 2018

    Los argumentos de la asociación Amigos de la Historia se basan en los inventarios de carácter nacional e internacional (Docomomo Ibérico y el Arch XX Sudoe), donde se recoge este cuartel como uno de los escasos edificios significativos de la arquitectura contemporánea en Calahorra, y también en el informe oficial que el Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja remitió al Ayuntamiento de Calahorra en 2007 y 2013 para su conservación. Además, dicho cuartel, es el único edificio singular de estructura militar que se conserva en Calahorra, según proyecto de Agapito del Valle, una de las figuras más prominentes de la arquitectura de la primera mitad del siglo XX en La Rioja.
    La importancia en la conservación de este edificio queda recogida también en un artículo publicado en el número 20 de la revista Kalakorikos, donde D. Daniel Pinzón Ayala, Dr. Arquitecto, integrante del Grupo de Investigación HUM-666: Ciudad, Arquitectura y Patrimonio Contemporáneos, pone en valor este acuartelamiento de la Guardia Civil como uno de los escasos ejemplos de estilo vanguardista, sin renunciar a su esencia como edificio militar.

    ResponderEliminar
  8. El edificio lo tengo enfrente de mis narices cada vez qyue levanto la persiana, cada día todos los días de mi vida y está echo unos zorros y es un foco de suciedad, y conservarlo supondría la inutilización de la manzana para otros usos, y habría que meterle cientos de miles de euros o millones en arreglos porque se cae a pedazos y para usarlo para el ayuntamiento o la cosa publica no hace la menor falta porque hay otros edificios municipales muertos de risa y dejados de la mano, como el albergue municipal con dos plantas sin utilizar o el centro joven siempre medio vacio, la Casa de los Deanes en la Mediavilla sin uso de ningún tipo o la casa del cochero tres cuartos de lo mismo. Para que sirven luego estos edificios que cuestan tanto millon en restaurar si luego no se usan. Y la Casa de los curas en la calle mayor todo el día cerrada porque no hay dinero para pagar a gente que este allí ni ideas para darle contenido. Si quieren conservar ese edificio por que no pagan las obras de restauración y luego de adecuacion a otros usos desde el colegio de Arquitectos? que bonito decir que se conserve esa casa y luego que sea el pueblo el que pague los gastos y no sepa ni que hacer con ella una vez arreglada. Si hay empresas que quieran construir y hacer un parque que las dejen que eso es lo que hace falta en Calahorra puestos de trabajo y mejores calles y mas espacio para las personas. y mas aparcamientos que no hay quien aparque en esa zona con la zona azul y la mucha gente. Lo que hay que conservar son los yacimientos, las ruinas de 2000 años que están echas una mierda, en eso es mejor gastar los dineros y no en restaurar ese cuartel y las casas de la calle grande que me dice, hay hay que gastar y proteger, no un cuartel feo de narices que no tiene ni 100 años y que se cae a pedazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco se trata, en mi opinión, de que el edificio tenga que ser conservado o no en función de el uso que este Ayuntamiento viene haciendo de esos otros edificios municipales que menciona.
      Aquí de lo que se trata,creo yo, es de dejar constancia de cómo se han desarrollado los hechos y cuáles han sido las posturas y los criterios de los arquitectos redactores de la actual revisión del PGM, y de las cinco formaciones políticas representadas.
      Porque argumentos para defender una postura y la contraria siempre se van a producir y todos son legítimos, pero la última palabra la tiene el Sr. Alcalde, gracias a que dispone en estos momentos de la partida económica necesaria para acometer el derribo,gracias a lo que ya he explicado en el artículo.

      Un saludo y gracias por participar.

      Eliminar
  9. La cuestión, a mi parecer, en este asunto es antes técnica que política pues el derribo de edificios posiblemente significativos tanto privados como públicos debería depender del juicio prescriptivo de los expertos correspondientes a los cuales se les debe exigir una determinación clara para evitar decisiones tan arbitrarias como aquella que llevó a descomponer el Puente de Hierro de la Catedral (precisamente amparada en el silencio de los técnicos). De esta forma, se espera de Patrimonio que aclare la cuestión sobre el verdadero valor arquitectónico del cuartel y de los políticos que respeten su consideración, al menos parcialmente, aunque no sea vinculante.
    Igualmente, ésta debería tratarse como una cuestión técnica y argumentos como el de que es un edificio del franquismo (como el actual Ayuntamiento, por cierto), como el de que anteriormente no se alegaron motivos para evitar su demolición, como el de que no es muy antiguo o es feo, como el de que el Ayuntamiento no da uso eficaz a los edificios públicos o como el de que está mal conservado actualmente son fútiles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este asunto no tiene nada que ver con el caso del puente de hierro, pero ni de lejos. Aquí sí que hay técnicos (Arquitectos con su carrera y su criterio) que han dictaminado e informado por escrito que el edificio no tiene valor.
      Los políticos han adoptado su acuerdo (por unanimidad recuerdo) con arreglo a dicho informe técnico o sus propios criterios. Sin olvidar que fue en 2006 cuando se decidió la demolición.
      Así que es mejor no hacer demagogia mezclado un tema totalmente diferente en todos y cada uno de sus extremos.

      El uso que se hace de una cosa, de un edificio, sí que es importante, a la hora de decidir si se mantiene o no por su carácter histórico meritorio o todo lo contrario. Por supuesto.
      En el franquismo se construyeron edificios para la represión política y social ( no olvidemos que era una dictadura) y otros para otros fines más loables, como para ser Casa Consistorial.
      Y por último hay que destacar que los representantes de los ciudadanos no están allí puestos para no tomar decisiones...Están para tomarlas y hacerlo con absoluta legitimidad.
      Son conceptos importantes a tener en cuenta.
      Un saludo

      Eliminar
    2. La verdad es que el Ayuntamiento no puede derribar unilateralmente el edificio porque ha recibido una comunicación del Consejo de Patrimonio que le insta a no hacerlo hasta que no resuelva el expediente abierto.
      Y la verdad, el Consejo de Patrimonio tiene una patata caliente en la reunión en la que tome su decisión:
      A un lado de la balanza, tu autorizada y despolitizada opinión, refrendada por un informe ad hoc del arquitecto redactor de la Revisión del Plan General, bien pagado por el Ayto., por cierto.
      En el otro platillo, la solicitud desinteresada de varias asociaciones culturales, colectivos profesionales, expertos en arquitectura y ciudadanos individuales, (Asociación de Amigos de la Historia, COAR, Docomomo, Kalakorikos, A. Pinzon, etc.), con sus correspondientes informes, estudios y argumentos.
      Habrá que esperar al pronunciamiento del Consejo que es la institución adecuada para tomar la decision.

      Eliminar
    3. Disculpe, pero está MUY equivocado. Y se lo voy a explicar:

      Eso no es cierto. El Ayuntamiento de Calahorra no ha recibido ninguna comunicación oficial del Consejo de Patrimonio de La Rioja que le impida derribar el cuartel. Ninguna.

      El último acuerdo que el Consejo Superior de Patrimonio Cultural Histórico y Artístico de La Rioja ha remitido al Ayuntamiento de Calahorra es un informe sectorial en el que se pronuncia oficialmente sobre la tramitación del Plan General Municipal que se está redactando en estos momentos.
      En dicho informe únicamente se mencionan el monumento conocido como “humilladero”, “Crucero” o “Crucifijo”, los escudos diseminados por el casco antiguo, los restos del recinto amurallado y sus “Torreones”, al yacimiento del “Sorban” y al Camino Jacobeo del Ebro. Esas son las únicas referencias que el informe del Consejo de Patrimonio sugiere al Ayuntamiento de Calahorra en su informe. Y del viejo Cuartel de la Guardia Civil no dice ni media palabra. Ni lo menciona, pese a figurar en el PGM propuesto y en el vigente (desde 2006) su completa demolición. No hay en todo el documento ni una sola coma referida a ese cuartel, por lo que resulta evidente, que el Consejo Superior de Patrimonio de La Rioja, cuando se le consultó, no mostró el menor interés en ese asunto, por lo que de mostrarlo ahora sería una situación asombrosa y rallaría la prevaricación o desidia ante sus responsabilidades. O una cosa o la otra.

      La Comisión de Patrimonio tampoco ha incoado ningún expediente de protección para el cuartel, y como no estaba considerado “protegido” con anterioridad, ni figura (ni va a figurar) en el catálogo municipal de edificios o elementos protegidos, es muy evidente que a día de hoy no tiene ningún tipo de protección. Se puede derribar mañana mismo si lo quiere el alcalde, con absoluta legitimidad técnica y con el pleno consentimiento de Patrimonio, que durante los 12 años que lleva prevista su demolición, jamás ha dicho nada en contra, ni cuando se les ha preguntado.

      Para ello cuenta con 234.000 euros que se pusieron a su disposición en el pleno del pasado 29 de Octubre gracias al voto a favor del Partido Popular, del Partido Riojano y la abstención de Izquierda Unida.

      Salud

      Eliminar
    4. Y creo que el sr García se olvida de una cuestión muy importante sobre el consejo riojano de patrimonio, su responsabilidad a la hora de dictar informes, y esa es que el echo de que si cuando se les pidió un informe sectorial y no pusieran el menor reparo a la demolición, si de pronto cambian de opinión, supondría que tendrían que hacer frente a una cuantiosa indemnización al Ayuntamiento. Esto es una cosa seria, no se puede hoy decir una cosa y mañana la contraria como si esto fuera un circo.

      Eliminar
  10. Yo si me disculpas Jesús Mari creo que hay que conservar el cuartel y restaurarlo, en toda su extensión y hacer dependencias públicas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por favor!, faltaría más. Por su puesto que esa opinión es respetable, y me parece muy bien que la pueda tener. Yo no la comparto, pero me parece muy correcta y le invito a desarrollarla en más extensión si le apetece.
      Un saludo

      Eliminar
  11. Muy buenas. Empezando por el final, la última frase de "Estos son los datos...suyas las conclusiones", no es del todo aplicable, ya que se ofrecen algunos datos y con la intencionalidad de corroborar que este edificio solamente debe ser demolido. Me gustaría mostrar otro punto de vista y otros datos:
    - Entiendo que puede ser importante destacar que se construyó en el Franquismo y que fue centro de operaciones de la represión de posguerra, aunque para el caso que nos atañe genera cierta confusión, ya que parece que porque fue un edificio franquista ya es motivo para su demolición. Hay que decir que este cuartel estuvo casi tantos años operando como cuartel franquista que como cuartel democrático (quizás esos treinta y tantos años también deberían ser significados y no solo por recibir dos atentados de ETA, que también). En cuanto a la represión: ésta la efectuaron los poderes de turno y las personas, no las arquitecturas. E incluso si queremos erigir al cuartel como símbolo de la represión, seguramente hoy en día podemos encontrar re-lecturas interesantes.
    - Que el PGOU de 2006 decidiera la futura demolición del cuartel tiene el valor que tiene y todo es cuestionable, sobre todo cuando incluso los criterios patrimoniales están en continuo cambio. No será el primer ni el último edificio en España que se plantea su demolición en un PGOU y con el paso de los años se muestra que era un error, incluso a pesar de la opinión de los partidos políticos. Por cierto, si la Comisión de Patrimonio valora el inmueble e incoa un expediente de protección, me temo que cualquier tipo de actuación automáticamente quedaría paralizada, así que sí es vinculante lo que pueda decir.
    - Si bien en el 2015 se produce una revisión, el COAR ya emitió dos informes desaconsejando su demolición, uno en el 2007 (nada más que se hicieron eco de su demolición) y otro en el 2013 (cuando fue desalojado).
    - Los motivos que se esgrimen en la revisión para mantener la demolición son muy cuestionables:
    A) Que tiene bajo valor arquitectónico: que lo justifiquen. Porque los que proclamamos su conservación sí aportamos datos mostrando su valor (basado en su estilo arquitectónico, en la relevancia de su arquitecto, en lo que significó para Calahorra, en su destacada importancia dentro de la historia de los acuartelamientos de la Guardia Civil). Y estar en Docomomo, aunque sea en la categoría B, no es una cuestión menor: cuantifiquen cuántos edificios riojanos hay recogidos (lo digo yo, solamente 11: sumando las dos categorías). Por cierto, la Fundación Docomomo también presentó una alegación en la revisión pidiendo su protección integral.
    B) Que limita los usos previstos: si esos usos previstos eran los de partida para analizar el futuro de la parcela, veo muy complicado que los técnicos que revisaron el Plan se hubieran descolgado con una protección integral del conjunto.
    C) Baja calidad constructiva: supongo que habrá un informe serio y riguroso que muestre eso y no se hayan basado únicamente en un análisis visual como el que se propone con la foto.
    D) Estado de conservación malo: hay que decir que el propietario, en todo momento, de este inmueble siempre ha sido el Ayto. Resulta llamativo que el mismo que debe velar por su mantenimiento sea el que quiere demolerlo. No podemos emplear como un argumento en contra del edificio la propia desidia de su dueño y verdugo.
    - Sobre Agapito del Valle: decir que su vinculación con Calahorra comienza en 1933 (Segunda República). De nuevo, si su relación con el franquismo se esgrime como un argumento para no sé qué, cuántos arquitectos relevantes españoles del siglo XX habría que denostar... Podemos juzgar sus ideas, pero aquí estamos hablando de su arquitectura.
    Por último, creo que la propia relación de inmuebles demolidos que se citan da que pensar, especialmente en Calahorra. Eso muestra que algo se está haciendo mal con el patrimonio. Y mucho me temo que este será un ejemplo más que sumar a la lista.
    Disculpándome por extenderme, muchas gracias por la oportunidad de debate que se brinda con este blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Sr. Pinzón, en dos ocasiones habla de lo que significó el cuartel para Calahorra. También es cuestionable cual es realmente su importancia y significado. Se dice en el informe que el cuartel es responsable de la trama urbana de la ciudad, algo extremadamente cuestionable puesto que la traba urbana principal de la ciudad está marcada por el trazado de varias carreteras, la carretera de murillo (actual Gallarza) la carretera de Logroño (actual Bebricio) y la carretera de Arnedo (actual Numancia) Achacar al cuartel el trazado de la ciudad resulta arrogante.
    Por otro lado utiliza dos argumentos contradictorios, primero dice que no se puede culpar al edificio del uso que se le ha dado pero posteriormente afirma que no se puede usar su estado de conservación para valorar demolerlo. Hay que valorar el edificio o no hay que valorarlo, no podemos valorarlo como centro de represión franquista pero si hemos de valorar que los propietarios del mismo no lo hayan conservado adecuadamente y que por tanto, no podemos utilizar su estado de conservación como argumento.
    La arquitectura no se puede entender como un fin es sí mismo, algo que desde la visión de los arquitectos a veces se olvida. Lo que este edificio ha significado y el apego que al mismo se siente en la ciudad ha tenido mucho que ver con su función, la forma y la función, cuestiones sumamente relevantes en la arquitectura de la época y que no se pueden desligar, en este caso
    No estamos ante una obra relevante del autor, el argumento de que se han derribado otras más importante no le da a esta una mayor relevancia, no podemos hipotecar la decisión porque otras obras ya han sido demolidas.
    En Calahorra se mantiene y se restauró otra de la obras de Agapito del Valle, el actual museo de la romanización.
    Entiendo que usted haya dedicado su tiempo y su esfuerzo a estudiar la figura del autor y del propio edificio y que por ese motivo sienta una especial implicación a la hora de defenderlo. Sin embargo lejos de un interés personal, legítimo pero limitado, hay opiniones colegiadas diferentes a la suya, también de arquitectos independientes y gestores públicos legitimados, que evaluando de forma práctica y sin condicionantes la situación han llegado a la conclusión de que la diferencia entre los costes y los beneficios se decantan por su derribo y la mejora del casco urbano que ese derribo puede propiciar.
    No es cosa menor.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sr. Pamplona, acabo de releer el informe que emitió el COAR en el 2007 y en ningún momento dice que el cuartel sea “responsable” (como usted critica) de la trama urbana de la ciudad. Dice, literalmente: “El Proyecto [del cuartel] nace con la voluntad de contribuir a la definición de la ordenación del crecimiento y desarrollo de la zona occidental de la ciudad (...)”. Si bien de las palabras que usted mencionaba yo me desmarcaba, las que reproduzco yo las comparto totalmente. Construir un cuartel en una zona mayoritariamente compuesta por huertas y pocas edificaciones supone un acicate para seguir construyendo viviendas. Ejemplos de estas prácticas hay varias a lo largo y ancho del país: un ejemplo curioso es el Park Güell de Barcelona.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Solo desde el desconociemiento del desarrollo urbano de Calahorra a lo largo de los siglos y de la propia orografía de la ciudad se pueden hacer tales afirmaciones.
      Discutimos sobre la importancia del cuartel para Calahorra no sobre el desarrollo de Barcelona. Calahorra se ordena en virtud de la orografía de las mesetas sobre las que se asienta.
      Exactamente igual que el primer ensanche del casco antiguo extramuros de la vieja ciudad se produjo entre las actuales calles Cavas, Bebricio y Mercadal. No porque décadas después se fuera a poner un cuartel de la guardia civil en esa dirección, sino porque en el resto de direcciones las pronunciadas pendientes que descienden a las vegas del Cidacos y del Ebro hacían más difícil su desarrollo y por la barrera que supone el propio rio Cidacos y créame señor Pinzón, si hubiera paseado un poco por Calahorra lo entendería a la perfección.
      Se han ido ocupando las zonas más elevada y llanas, principalmente siguiendo los ejes de las principales carreteras que pasan por la ciudad.
      No me voy a ir a Barcelona para ponerle un ejemplo, me quedo en Calahorra
      La plaza de toros construida en 1924, fíjese que curioso, está en la misma carretera en la que años después se construyó el cuartel, actual calle Bebrico, carretera N-232 hasta que se ejecutó la variante. En frente estuvieron el matadero y la báscula municipal. También a la orilla de lo que fue la carretera nacional.
      Y un último apunte, la zona ocupada actualmente por el ensanche de la ciudad jamás ha sido zona de huertas. Las huertas de la ciudad se han ubicado siempre en las riberas de los ríos Ebro y Cidacos beneficiándose desde hace siglos por los sistemas de regadíos que han aprovechado sus aguas. Se trataba de una zona de secano ocupado mayoritariamente por eras, zonas de almendros y otros cultivos de secano adaptados al terreno, nunca huertas.
      Finalmente el aumento de población de la ciudad hizo necesaria la ampliación de la misma hacia los terrenos más favorables y mejor comunicados. Desde que se construyó el antiguo cuartel Calahorra ha duplicado su población. ¿Sin cuartel la ciudad se hubiera expandido en otra dirección? Si es usted honesto consigo mismo estará conmigo en que no.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Sr. Pamplona: resulta paradójico que usted termine pidiéndome honestidad cuando mi comentario se ha basado en un error que usted cometió a la hora de referirse al informe del COAR, empleando una palabra que ni se recogía en el mismo (algo sobre lo que usted ni se ha pronunciado).
      En cuanto al ejemplo que le ponía de Barcelona, no sé si yo no me explico bien o usted no quiere entenderme: el ejemplo simplemente es una anécdota de cómo un acuartelamiento puede contribuir a un determinado desarrollo urbano en un periodo histórico concreto. Insisto en la palabra: CONTRIBUIR (que es la que, por cierto, emplea el informe). Y con CONTRIBUIR quiero decir favorecer, facilitar o incentivar. Por supuesto que el crecimiento urbanístico de Calahorra no se debe al Cuartel (algo que, por cierto, nunca digo: empleo la palabra acicate), pero obviamente, resulta más atractivo trasladarse a las afueras de la población cuando existen ciertos equipamientos ya construidos, se ha efectuado la urbanización de los terrenos, comienza a existir actividad económica e incluso, se asegura una seguridad para dichos vecinos.
      En cuanto a los antecedentes agrícolas de la zona ocupada por el ensanche de la ciudad, le diré que, según los planos planimétricos realizados por el Instituto Geográfico Nacional en 1922 (consultables por internet), esos terrenos son clasificados como zona de Regadío Eventual (para viñas, olivares, trigo y cebada) y zona de Regadío Constante (para viñas y olivares). Según la RAE, una de las acepciones de la palabra huerta es: tierra de regadío (quizás los topógrafos de entonces tampoco se pasearon por Calahorra). En cualquier caso, si usted con huertas es que solamente entiende cultivos tipo hortalizas y legumbres, pues entonces tiene toda la razón y retiro la palabra huertas.
      Por último, le agradezco el relato histórico sobre el urbanismo y la topografía de Calahorra aunque realmente si me hubiera leído con detenimiento, quizás no hubiera necesitado escribirlo.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Sr. Pamplona: como bien dice, lo de achacar al cuartel el trazado de la ciudad lo dice el informe, no yo. Mis afirmaciones sobre lo que significó el Cuartel para Calahorra van en otra dirección, basadas en cuestiones como los esfuerzos históricos que la corporación hizo por mantener a la Guardia Civil en la localidad o el que realizó para promover este mismo acuartelamiento.
    En cuanto a mis supuestos argumentos contradictorios, el que incurre en contradicciones es usted, me remito a sus palabras: "primero dice que no se puede culpar al edificio del uso que se le ha dado pero posteriormente afirma que no se puede usar su estado de conservación para valorar demolerlo", es decir, mantengo la misma opinión en los dos casos, ¿no? Con todo, matizo: digo que no me parece correcto que el responsable en mantener el edificio acabe empleando su propia desidia e inoperancia para justificar el demolerlo, como si su mal estado hubiera devenido por causas ajenas.
    Sobre "Lo que este edificio ha significado y el apego que al mismo se siente en la ciudad", no termino de entender si es en sentido negativo o positivo. Parto de que será negativo porque usted defiende su demolición, pero también supongo que en ese significado y apego habrá que valorar los 33 años de servicio a Calahorra que la Guardia Civil dedicó durante la democracia, incluso a riesgo de sus propias vidas.
    En cuanto al arquitecto: eso de que no es una obra relevante del autor: ¿en qué se basa? La prueba está que en bases de datos de reconocido prestigio como es Docomomo Ibérico, solamente se le reconocen tres obras, una es el cuartel. El hecho de que cuando se hicieron ciertas biografías del autor no se reconociera este edificio, no impide que posteriormente se revalúen y se signifiquen. Y sí, cuando a un arquitecto empiezan a demolerle edificios, los que quedan empiezan a cobrar más importancia, ya que representan el cada vez más menguado legado del mismo. Tampoco es justificante que porque se restauró una obra en Calahorra, parece que ya está todo hecho y se ha cumplido con él.
    Respetando las opiniones colegiadas de otros y de los gestores públicos legitimados, sí he de decirle que en cuanto al patrimonio, si incorporamos la variable de costes y beneficios como elemento principal, muy pocos edificios históricos se salvarían. El respeto a la memoria y al legado del pasado debe estar por encima de consideraciones puramente especulativas. Quizás sea por eso que a Calahorra cada vez le quede menos patrimonio contemporáneo y alguno que otro más antiguo.
    Tampoco eso es cosa menor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Señor Pinzón sé que no era su argumento pero da poco crédito que hay quien pretenda colar como argumento para la protección del cuartel que ha dado forma al trazado de la ciudad. Cuando la realidad es la contraria, ha sido el trazado de las carreteras las que definieron la parcela del local.
    Puede vestirlo como lo desee pero lo cierto es que la ciudad no siente apego hacia el edificio ni le da relevancia fuera de algún episodio cruento de nuestra historia. En la historia y la iconografía de la ciudad no tiene un gran peso. La administración local ha realizado a lo largo de la historia ingentes esfuerzos para la dotación con infraestructuras a la ciudad. No es un valor en sí mismo.
    Para mi es relevante que las biografías del autor pasen por alto esa obra, da una medida de su importancia. Tampoco la inclusión en el catálogo de la fundación Docomomo tiene relación con la protección de los edificios. Sin ir más lejos el edificio ya derribado de Ibercaja en el Mercadal también está y nada ni nadie mostró oposición a su derribo.
    También está catalogado el edificio de telefónica en la calle Gallarza a pocos metros del cuartel, tampoco nada ni nadie ha pedido que sea catalogado y protegido
    Y lo que resulta más desconcertante es que se esté pidiendo la conservación parcial del edifico. ¿Una de sus alas tiene suficiente calidad para que sea protegida y la otra ala no?

    Finalmente el estado actual de conservación es una cuestión pertinente y relevante. Primero porque es coherente con la determinación de su derribo tomada en 2006 y segundo porque el incluso en edificios protegidos se puede proceder a demoliciones por motivos de seguridad, salubridad tras la declaración de ruina incluso si hablamos de ruina económica. Es evidente que la justificación de la ruina económica del edificio es muy sencilla de justificar y no habiendo ningún elemento arquitectónico relevante a mantener, no quedaría nada a conservar.
    Un placer dialogar con usted, señor Pinzón

    ResponderEliminar
  15. Una cosa que no me queda clara del partido socialista, seguro que me la puedes explicar.
    Quiere hacer una plaza publica en toda la superficie con aparcamientos subterráneos eso lo entiendo, y no me parece mal pero tambien quiere que un empresario compre el solar y corra con los gastos de demolición. Para que quiere un empresario comprar un solar para hacer una plaza? O va a ser un parking de pago y con eso va a amortizar la inversión? Y para eso hay tres empresas interesadas?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen tres grupos empresariales interesados en comprar el solar en su estado actual. Pagando al Ayuntamiento el precio que se determine, y luego desarrollando un proyecto que se acomode a lo que el Ayuntamiento ya ha definido en el PGM; es decir construir 5 plantas de sótano, de las que una parte serían de uso público, otra parte privadas y el primer sótano una superficie comercial. En la superficie se consolidaría una gran zona verde pública con un pequeño edificio de acceso a los sótanos y algún uso privado y dotacional público. Eso es a grandes líneas.
      Por eso es mejor sacarlo a la venta y que luego sea el comprador quien corra con los gastos del derribo, y no pagarlo ahora nosotros.
      Un saludo

      Eliminar
  16. Sr. Pamplona, hay una verdad irrefutable y es que la parcela que ocupa la antigua casa cuartel es un “caramelito” urbanístico y de eso ya se percataron incluso antes de que la Guardia Civil la abandonara. A partir de aquí, todos los reconocimientos, puestas en valor y reivindicaciones no sirven de nada y todas las justificaciones que se busquen sobran. Realmente siento mucho lo que parece inevitable. Como he dicho por algún sitio que otro: las protecciones son reversibles, las demoliciones no, así que solamente espero que el vacío que deje este cuartel lo rellenen con algo que valga la pena, incluso que hasta merezca la pena proteger.
    Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  17. Maite Madorrán18 noviembre, 2018

    No hay más que ver la fotografía del cuartel con la que finaliza el artículo, lo que veo es una cutrez de edificio lleno de ventanas, sin la menor gracia ni atractivo. Dan ganas de ponerle dinamita. Me parece mentira que alguien pueda querer conservar semejante truño, hipotecando de por vida una zona que puede quedar genial con un buen proyecto nuevo. Yo cada día alucino más

    ResponderEliminar
  18. Para el "anónimo" que me pide que cuelgue un plano y tal y tal:

    Pídemelo con educación y CON TU NOMBRE Y APELLIDOS y te lo cuelgo.
    Opinar poniendo por delante la identidad es un ejercicio de valentía que te recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo he pedido con educación en aras al rigor del debate.
      Y puesto que no he incumplido ninguna de las normas que tu mismo has impuesto en tu blog, confío en que publiques el comentario, y en el sitio que le corresponde.
      Y todo esto como un ejercicio de coherencia con tus propias normas que ofrecen la posibilidad de comentar como anónimo como, de hecho, hace la mayoría de participantes.

      Eliminar
    2. Ahora estás hablando con educación. En el otro no. No se publicó por incumplir las normas de publicación, concretamente la segunda.

      Y te repito: si quieres que cuelgue tu comentario anterior,debido a su contenido, tendrás que identificarte con nombre y apellidos, de esa modo, si alguien se siente calumniado o injuriado podrá decidir si emprender acciones contra alguien concreto...No contra un fantasma.

      No hay otra opción.

      Eliminar