domingo, 16 de noviembre de 2014

Se marcha el válido.


En la "mermada" cúpula directiva del Partido Popular de la Rioja, se ha producido una baja imposible de suplir. Abandona el Gobierno de La Rioja el Consejero de Cultura y Educación, Gonzalo Capellán.

La noticia es por sorpresa pero no me coge desprevenido. Hace tiempo que se vislumbra con nitidez que Pedro Sanz se está aferrando con uñas y dientes a su puesto, porque nadie lo quiere en ninguna otra parte y la Presidencia de La Rioja es lo máximo a lo que le permiten seguir aspirando.
Esta cerrazón de Sanz cierra las puertas a cualquier otro militante del partido que tenga fuerza y preparación para refrescar el apolillado PP de La Rioja. Un Partido con algunos de sus actuales dirigentes impregnados de los pútridos aromas de la corrupción, el despotismo y la indigencia intelectual; Bárcenas afirmando que blanquea dinero negro para su Secretario General, la sede del PP de Logroño, el Chalet-caseta de aperos...Son tan sólo algunos de los casos que apestan en el PP riojano y por los que nadie ha pagado ni están dispuestos a pagar...Mucho menos el propio Sanz.

En la pugna (imaginaria) por relevar a Sanz al frente del PP, apuntaban dos candidatos: el propio Capellán y Emilio Del Río. Comparar a uno con el otro sería un ejercicio de desequilibrio cualitativo (y también mental) que no pienso acometer.
Es precisamente Capellán todo lo contrario que su oponente. Por ello el Jarrero sobraba en este PP encanecido; en un partido en el que nadie tiene los arrestos suficientes para evidenciar las conductas incompatibles de Sanz con la representación digna de los ciudadanos… Una formación política en la que después de 20 años nadie tiene el valor de dar un golpe sobre la mesa y abrir ventanas, para que alguien nuevo regenere el olor a alcanfor sumergido en Varón Dandy que lo inunda todo.

Era conocida la intención de abandonar el barco del que hasta mañana sigue siendo Consejero de Educación y Cultura del Gobierno de La Rioja, y la marcha anunciada (hacia la diplomacia educativa en el Reino Unido en representación de España, que el ministro Wert le ofrece) no deja de ser una salida discreta, para no hacer ruido ni daño al PP de la Rioja. Su estancia en las Islas Británicas puede ser muy fugaz, pues a nadie escapa que por ser un puesto de libre designación política (a dedo) permanecerá allí mientras el PP lo haga en la Moncloa, cosa que en el mejor de los casos se puede dilatar durante un año.
Capellán ha elegido la salida más inteligente (como no puede ser de otra manera), se marcha unos meses al extranjero y cuando en las próximas elecciones caigan “chuzos de punta” y el PP sea casi borrado del mapa, él estará ya reintegrado en su puesto de la Universidad de Cantabria, o aquí, desde donde podrá elegir si es tiempo de un nuevo paso adelante en la política o de dedicarse a la vida universitaria. Una jugada brillante para alguien que sin duda lo es.

Desde la discrepancia ideológica, he de reconocer dos cosas: que Gonzalo Capellán es una persona extraordinariamente capacitada y preparada…Le deseo lo mejor. Y la segunda: Que por enésima vez Pedro Sanz ha puesto su interés personal por encima del de su formación política y del interés general de La Rioja.

********************************************************************************************************************************************

4 comentarios :

  1. Interesante análisis. Nadie hace esta espantada a no ser que este hasta las narices . Es un portazo en toda regla aunque Diario La Rioja nos lo presente como un puesto fantástico en la embajada londinense, no deja de ser un puesto de agregado diplomático intranscendente. Coincido en el análisis.

    ResponderEliminar
  2. De todos modos su labor no ha tenido ninguna relevancia, quería hacer mucho...hasta cambiar la universidad, y se quedó en nada. Lo que más me gustó de él es que al principio junto a Bayo se pasara por todos los centros educativos riojanos para hablar con los verdaderos agentes de la educación, el profesorado que mantiene este tinglado a pesar de los políticos, y conocer su problemática, lástima que sólo se quedó en un golpe de imagen. Supongo que el dinero ha faltado, no para la privada, pero todo no se arregla con el bilingüismo, sólo en inglés, o meter la tijera sólo en la pública. Faltaría levantar algún instituto en Logroño (barrio de la Estrella, para la zona de Villamediana, Murillo...)o que hubiera ratios más bajas en los IES que están saturados.
    Ni que decir tiene que en Cultura el balance ha sido de nuevo desolador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es extraordinariamente subjetivo, se ve rencor y envidia insana en este comentario. Sólo hay que leerlo despacio para ver la mano de su autora.

      Eliminar
  3. Pues como nos pongan de sucesor a Del river, esto puede ser peor que los guetos de varsovia

    ResponderEliminar